Cáncer Causado por el Uso de un Morcelador

¿Usted o un ser querido desarrollan cáncer después de que un dispositivo morcelador de la energía fue utilizado para su cirugía abdominal?

Los efectos secundarios no intencionados de usar un morcelador de energía durante su procedimiento quirúrgico pueden haber resultado en:

  • Crecimiento del cáncer, particularmente leiomiosarcoma metastático
  • Crecimiento anormal del tejido o tumores
  • Daño directo a los tejidos sanos

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) advierte a los médicos y a las mujeres que están considerando la cirugía para remover los fibromas, el útero, los ovarios o las trompas de Falopio que eviten el uso de los morceladores de poder laparoscópico, especialmente en mujeres con cáncer uterino sospechoso o conocido.

La agencia federal está preocupada que la energía laparoscópica de morcelador usada durante una histerectomía, miomectomía, ooforectomía y los procedimientos salpingectomia pueden causar que el cáncer crezca agresivamente en las mujeres.

Si su cáncer ha empeorado después del uso de un morcelador de energía y cree que tal dispositivo fue la causa, comparta los detalles de su caso con nuestros abogados veteranos en demandas de productos quirúrgicos.

Usted puede tener derecho a una compensación significativa por su sufrimiento — dinero que puede ayudar con sus costos médicos y las cargas financieras causadas por un dispositivo médico peligroso.

¿QUÉ ES UN FIBROMA Y POR QUÉ DEBERÍA PREOCUPARSE?

Los fibromas uterinos son bultos no cancerosos que se desarrollan en el tejido muscular del útero y están ubicados en la pared del útero.  No todos los fibromas causan síntomas en sí mismos y usted puede tenerlos sin saberlo.

Sin embargo, los terrones fibrosos pueden causar complicaciones, entre ellas el dolor.  Cuando los fibromas causan problemas y dolor, en esos casos, se recomienda a la mayoría de las mujeres tratamiento tal como una histerectomía o procedimiento miomectomía. Muchas de estas cirugías se han realizado laparoscópicamente utilizando un morcelador.

En términos profanos, un dispositivo entra y corta el tejido abultado.

¿Qué problemas impulsarían a las mujeres a considerar estos procedimientos?

Los fibromas uterinos pueden causar los siguientes problemas en las mujeres:

  • Dificultad para embarazarse, puede causar parto prematuro y abortos espontáneos
  • Sangrado menstrual anormal (entre períodos, los períodos pueden tener un flujo sanguíneo mucho más pesado y doloroso)
  • Dolor pélvico y sensación de presión (dolor en la pelvis o la espalda baja, puede ser una causa de calambres y sexo doloroso)
  • Afecta al sistema urinario (micción frecuente, fuga de incontinencia, etc.).

Los procedimientos laparoscópicos tienen una serie de beneficios sobre un tratamiento quirúrgico. Los beneficios incluyen un tiempo de recuperación posoperatorio más corto y un pequeño riesgo de infección en comparación con la histerectomía abdominal y los tratamientos quirúrgicos de miomectomías.

¿ES UN DISPOSITIVO MÉDICO PELIGROSO?

La laparoscopia con uso de un morcelador es una técnica quirúrgica mínimamente invasiva que se usa para realizar una variedad de procedimientos, incluyendo la extirpación del útero o la extirpación de fibromas uterinos. Para estos procedimientos, la morcelación implica el uso de un dispositivo eléctrico y de corte llamado morcelador, lo cual permite que un doctor elimine el tejido a través de una pequeña incisión.

Muchas mujeres eligen la cirugía laparoscópica para la histerectomía o la miomectomía porque los procedimientos se asocian con un menor tiempo de recuperación y un menor riesgo de infección en comparación con las cirugías abdominales.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés) emitió una advertencia de seguridad a los médicos en abril de 2004 en relación con el uso de los morceladores de energía y la posibilidad de efectos secundarios dañinos.

Sin embargo, según un reciente Análisis de seguridad de la FDA «se encontró que aproximadamente 1 de cada 350 mujeres que están sometidas a la histerectomía o miomectomía para el tratamiento de los fibromas tienen un sarcoma uterino insospechado, lo cual es un tipo de cáncer uterino que incluye leiomiosarcoma.»

Desde la alerta de seguridad, Johnson & Johnson ha emitido un retiro del dispositivo, a pesar de que el producto no ha sido oficialmente prohibido por la FDA en este momento. Para las víctimas cuyo cáncer se pudo haber extendido más debido a su uso que de otra manera, podría ser demasiado tarde.

Debido a que se encontró que 1 de cada 350 mujeres que se someten a la histerectomía o miomectomía para el tratamiento de los fibromas tienen sarcoma uterino, actualmente no hay una manera confiable de determinar qué mujeres pueden tener sarcomas insospechados, la agencia ha advertido a los doctores que dejen de usar el morcelador durante la histerectomía o miomectomía para los fibromas uterinos.

Incluso antes de la advertencia de la FDA, muchos se quejaron de que las mujeres y los profesionales médicos no estaban siendo informados sobre el morcelador y el riesgo de cáncer. Además, a algunos expertos les preocupa que los morceladores de poder laparoscópico no hayan sido estudiados o probados adecuadamente antes de ser utilizados para procedimientos quirúrgicos.

Usado originalmente para quitar fibromas y crecimientos no cancerosos durante una histerectomía o miomectomía, el dispositivo morcelador de la energía fue utilizado comúnmente durante tratamientos quirúrgicos.

Después de un estudio que correlaciona un vínculo significativo entre el uso de los dispositivos y el crecimiento del cáncer, Johnson & Johnson ha retirado tres de sus productos: Gynecare Morcellex, Gynecare X-Tract y Morcellex Sigma.

CONSIGA AYUDA HOY CON SUS EFECTOS SECUNDARIOS CAUSADOS POR UN MORCELADOR

Las consecuencias no intencionadas de un morcelador laparoscópico que se utiliza durante su procedimiento pueden dar derecho a una indemnización significativa por el daño que sufrió. Mientras que nuestros abogados no pueden regresar en el tiempo, lucharemos para asegurarle la compensación máxima que la ley proporciona.

La compensación puede ayudarle a asegurar que usted consiga el tratamiento médico que merece y la paz mental en saber que sus necesidades no serán ignoradas. Si se usó un morcelador de energía en su procedimiento, comparta los detalles de su caso hoy, o llámenos al (800) 610-2001 para aprender lo que podemos lograr para usted.

El camino a la recuperación puede ser una lucha larga y dura, teniendo un gran costo en la víctima, así como en la familia y los amigos. Nuestros abogados lucharán por su demanda de cáncer causada por un morcelador para obtener la justicia que usted se merece y la compensación máxima a la que tiene derecho, dándole la libertad de centrarse en la recuperación.